Screen Shot 2018-02-13 at 11.07.23 AM.png
 
 

MATEO 5:43-48

Amigos, el Evangelio de hoy nos habla sobre amar a nuestros enemigos para que podamos ser como el Padre. ¿Y cómo es el Padre de Jesucristo? Escuchemos: "Él hace salir el sol sobre malos y buenos y hace caer la lluvia sobre justos e injustos". El Padre de Jesucristo es enteramente amor. Eso es todo lo que Dios es; eso es todo lo que sabe hacer. No es como nosotros: inestable, cambiante, mudando una opinión por otra. No, Dios es simplemente amor.

En todos los casos, Su gracia siempre viene primero, y gracia es todo lo que tiene para dar. Esta es la razón por la cual la comparación con el sol y la lluvia es tan adequada. El sol no pregunta antes de brillar quien merece su calidez o su luz. El simplemente brilla, y tanto los buenos como los malos tienen su luz y calidez. Tampoco la lluvia consulta acerca de la rectitud moral de aquellos a los cuales riega con generosidad y da vida. Simplemente derrama lo suyo—y tanto el justo como el injusto reciben.