Screen Shot 2018-02-13 at 11.07.23 AM.png
 
 

MATEO 19:16-22

Amigos, el Evangelio de hoy nos cuenta la historia del joven rico. Esta persona tiene un deseo profundo de compartir la vida eterna. Esta hambriento por los bienes infinitos del espíritu. Él sabe lo que quiere, y sabe donde encontrarlo. Jesús es el Bien infinito que nuestra alma desea. Él es el propio Dios hecho carne.

Si quieres vivir en amistad con Dios, hay ciertas cosas que debes sacar de tu vida. La amistad con Dios significa una vida de amor; por ello, aquellas cosas que ofensivamente violan ese amor debe ser eliminadas.

Jesús mira al joven rico y le dice: "Si quieres ser perfecto, vende todo lo que tienes y dalo a los pobres: así tendrás un tesoro en el Cielo. Después, ven y sígueme". Dios es nada más que amor, y entonces la vida de amistad con Él, en el sentido más pleno, es una vida de amor completo, un amor que nos hace olvidar de nosotros mismos.   

Pero llegado este momento, trágicamente el joven se resiste. La vida espiritual, en su punto más alto, es acerca de dar tu vida, y por ello sus muchas posesiones eran un problema.